Cómo darle un acabado profesional a tus imágenes usando curvas de color

Hemos terminado de editar nuestro vídeo y llega el momento de corregir el color y etalonar. Este proceso de postproducción, amado por algunos y odiado por otros, resulta imprescindible si queremos exprimir todo el potencial de nuestras imágenes y darle un acabado homogéneo al conjunto, sobre todo cuando trabajamos con diferentes cámaras.

Las curvas de color, conocidas como LUTS, ayudan sin duda a simplificar el proceso de etalonaje. Cierto es que se pueden conseguir resultados muy similares a estas a través de los diferentes ajustes que nos proporcionan las suits de color de los principales softwares de edición.

A mí personalmente me gusta usarlas ya que en poco tiempo se consiguen resultados increíbles potenciando o modificando la gama de colores y  además puedo actuar sobre otros ajustes básicos como contraste, temperatura de color, etc..desde la propia suite de gradación.

Un buen ejemplo de ello es la famosa suit de Filmconvert, que incorpora incluso ruedas de color y que ha llegado a convertirse en una de las LUTS más usadas  del mundo, emulando las míticas películas de Kodak tanto de color como B/N.

En este vídeo test las comparo con el paquete AriLuts de AriColour, un pack muy completo de 20 curvas disponible para los principales marcas de videocámaras.

No olvidemos que para poder aplicar correctamente estas curvas debemos de configurar  nuestra cámara con un perfil de usuario de bajo contraste y saturación (plano), de este modo podremos “colorear” a posteriori con nuestra LUT al tiempo que ganamos en rango dinámico. Existen varios perfiles de usuario predeterminados en el mercado. Uno de los más populares es Cinestyle picture profile de Technicolor, aunque hoy en día los propios fabricantes incorporan perfiles planos de serie en sus videocámaras o Dslr.

Related Posts